obama-papa-francisco-vaticano - copiaefe-obama-papa-francisco-vaticano

 

Visita de Francisco a EE.UU.

Fuente: Agencias

 

El Papa destacó su historia “como hijo de inmigrante” y  exhortó a cambiar un “sistema” que excluye a millones de personas. Habló también sobre el calentamiento global. Obama destacó “la humildad, la simpleza y la generosidad de espíritu” y le agradeció su apoyo en el “nuevo comienzo” de las relaciones con Cuba. Fotogalería en HD

En una escena que combina política, religión y emoción, el papaFrancisco llegó esta mañana a la Casa Blanca, donde una multitud aguardaba su llegada. Allí lo esperaba el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Tras el emotivo discurso del mandatario, el Papa tomó la palabra y exhortó a cambiar un “sistema” que excluye a millones de personas y a “rechazar la injusticia y la discriminación”.

“Ese cambio requiere por nuestra parte un reconocimiento serio y responsable no solo de la clase de mundo que podemos estar dejando a nuestros hijos, sino de los millones de personas que viven bajo un sistema que los ha excluido“, agregó.“Como hijo de inmigrante estoy feliz de ser huésped en este país forjado por esas familias, familias de inmigrantes”, destacó el Papa en la apertura del discurso en inglés.

 

“Los católicos estadounidenses están comprometidos en construir una sociedad que sea realmente tolerante e inclusiva, en la defensa de los derechos de los individuos y de las comunidades y en rechazar toda forma de discriminación injusta”, destacó el Papa en otra parte de su discurso.

El Papa argentino eligió cerrar su discurso citando al histórico líder estadounidense Martin Luther King: “Podemos decir que dejamos adeudado un pagaré y ahora ha llegado el momento de saldarlo”.

Leé también – Campaña en Internet: haga reír al Papa y cambie el mundo

Por su parte, Obama, elogió “la humildad y generosidad” del pontífice argentino y su mensaje de amor y esperanza que inspira al mundo. “La talla y espíritu del encuentro de hoy es solo un pequeño reflejo de la profunda devoción de los 70 millones de católicos estadounidenses, y la manera en que su mensaje de amor y esperanza ha inspirado a muchas personas, en nuestro país y alrededor del mundo”, dijo Obama.

 

Obama le agradeció a Francisco su apoyo en el “nuevo comienzo” de las relaciones con Cuba. “Santo Padre, agradecemos su valioso apoyo en nuestro nuevo comienzo con el pueblo cubano, que nos da la esperanza de tener mejores relaciones entre nuestro países, mayor cooperación en todo el hemisferio y una vida mejor para el pueblo cubano”, dijo el mandatario.

Francisco llegó el martes a Estados Unidos, donde estará hasta el domingo tras haber pasado cuatro días en Cuba. Los dos países vecinos reanudaron en julio relaciones diplomáticas tras más de 50 años de enfrentamiento ideológico con el papa como mediador.

Obama destacó que el mensaje de esperanza de Jorge Bergoglio “ha inspirado a mucha gente” en todo el mundo y celebró que el jesuita argentino sea “el primer papa de las Américas”.

Leé también: La madre del argentino condenado a muerte en Texas espera que el Papa hable con Obama

“La compasión significa dar la bienvenida al extranjero con empatía y con un corazón verdaderamente abierto”, dijo el presidente en relación a la inmigración, un tema de campaña en Estados Unidos de cara a las elecciones presidenciales de 2016, y a la crisis de refugiados sirios que se vive en Europa.

Luego saludaron desde el balcón de la Casa Blanca y recorrieron los jardines de la residencia. Más tarde se reunieron en la grandeza delDespacho Oval para avanzar en causas afines a ambos. El encuentro es seguido por un país fascinado por Francisco, un hombre humilde que rejuvenece el catolicismo estadounidense al tiempo que altera los ánimos de sus conservadores.

 

La visita del pontífice ha atrapado la atención de Washington desde el momento en que el sonriente Francisco salió de su avión vestido de blanco y subió a un  Fiat color carbón, en una capital que puede mostrarse hastiada por las idas y venidas de líderes mundiales. Washington es la primera parada en la visita del papa a Estados Unidos, que abarcará seis días y tres ciudades.

El primer Papa nacido en América también tendrá otra tarea hoy, cuando canonice al fraile español que llevó la fe católica a California. Francisco tenía previsto celebrar la misa de canonización por Junípero Serra en español. Varios miles de las 25.000 entradas al acto se reservaron para personas hispanohablantes, muchas de California. La basílica del National Shrine of the Immaculate Conception erigió un santuario temporal en el pórtico este para la misa.

El jueves, Francisco ofrecerá el primer discurso de un papa al Congreso de Estados Unidos y hablará ante una cámara con mayoría de republicanos sumidos en una agria disputa con Obama por cuestiones como derechos de los homosexuales, inmigración, aborto y cambio climático. Esos mismos temas están sobre la mesa en los primeros meses de campaña presidencial.

Pese a todo el interés en los discursos de Francisco, sus encuentros sin guión en los que se verá con migrantes, presos y personas sin hogar podrían resultar memorables. Se esperaba que se reuniera con migrantes pobres y otros beneficiarios de organizaciones caritativas católicas en Washington, y con presos en Pennsylvania. También se lo conoce por desviarse de la agenda para celebrar reuniones no previstas.

Fuente: Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*